FANDOM


Yeyé Kumbé
Yeye Kumbé Cara
Aventura La Magia Negra
Nombre Real Desconocido
Nacionalidad Nativo de una isla del Caribe
Primera Aparición MEX 0942, COL 0932
Última Aparición MEX 0960, COL 0950
Yeyé Kumbé es un dios venerado por los nativos criollos de una isla del Caribe. Su ídolo es muy común en poblados nativos de la región, y por ejemplo ha sido erigida a la entrada de una importante mina de oro que a la vez es un lugar sagrado para los habitantes de la isla.
Yeye Kumbé Extra
Cuando dos amigos arqueólogos, el profesor Galo y el señor Montiel, descubren la mina, vuelan con dinamita la estatua de Yeyé Kumbé que cubre su entrada para ganar acceso a ella y se apoderan de la gigantesca esmeralda que cubre uno de sus ojos incurren en la ira de los veneradores criollos del dios quienes se ensañan con ellos y dan inicio a un ataque inclemente basado en vudú y magia negra que termina por destruir sus vidas.
Yeye Kumbé Extra 2
Una enfermera llamada Kenia se entera de la existencia de la mina, y ambicionando las riquezas que contiene consigue ser contratada por Montiel para que le ayude a manejar las crisis de nervios que le han causado el constante asedio de los criollos y la muerte de su esposa Yadira de Montiel, quien murió embrujada. En vez de eso Kenia empeora la condición de Montiel inyectándole alucinógenos y haciendo que la vida del millonario se convierta en un infierno. Kenia se alía con un nativo de la isla a quien provee de un disfraz de Yeyé Kumbé.
Yeye Kumbé Muerte
Habiéndose enterado que bajo la mansión de Montiel existe un laberinto de pasadizos secretos el falso Yeyé Kumbé instala un tocadiscos que hace sonar imitando el sonido de tambores nativos, y una vez Kenia le ha inyectado a Montiel el alucinógeno, se presenta ante él todas las noches clamando venganza por el sacrilegio de la mina. Montiel en cosecuencia pasa sus días en un estado de terror constante, y Kenia no cesa en recordarle que tal vez su conciencia lo dejaría en paz si revelara el sitio donde está localizada la mina. Montiel sin embargo no lo recuerda y así no tiene manera de liberarse del asedio.

Yadira, la hija de Montiel, decide pedir ayuda a un antiguo amigo de su padre, Kalimán, y este se instala en la mansión del millonario para protejerlo del asedio constante al que se encuentra sometido. Una noche Kalimán está presente cuando el falso Yeyé Kumbé hace aparición, y así descubre el engaño. El falso dios logra escapar por los pasadizos secretos bajo la mansión que ha estado utilizando, pero tiene la mala suerte que esa misma noche otro criminal que ambiciona hacerse con las riquezas de la mina, la Araña Negra, también deambula por allí. Los dos criminales terminan encontrándose, y como la Araña Negra no quiere dejar testigos de su presencia ataca al falso Yeyé Kumbé y lo asesina asestándole un puñetazo en la frente con su anillo envenenado.

Al final de la aventura, el jefe de la tribu de los criollos parece lograr invocar al dios Yeyé Kumbé por medio de cantos rituales. Cuando la Araña Negra y cincuenta nativos cargados con sacos con oro atraviesan una zona pantanosa de la isla se alza un viento huracanado, y entre las sombras los nativos parecen vislumbrar la figura gigantesca de su dios. Aterrorizados dejan caer los sacos de oro y huyen despavoridos sin que la Araña Negra pueda hacer nada para impedirlo. Eventualmente el criminal cae en un pantano de arenas movedizas, y allí se hunde irremisiblemente.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.